Blog KPMG Digital

open search search

Blog KPMG Digital

close

La Alquimia de la Digitalización (I): Transforma los átomos en bits

La tecnología siempre ha sido una palanca clave en el camino hacia la mejora de prosperidad del hombre, y desde la consolidación del capitalismo como modelo económico, se ha convertido en fuente de competitividad y creación de valor. La digitalización es probablemente la mayor revolución tecnológica de todos los tiempos, y la transformación digital se está convirtiendo en un tema prioritario en las agendas estratégicas de muchas compañías del planeta, principalmente para aquellas que no son nativas digitales. Las nuevas tecnologías socio digitales están empezando a ser aplicadas con éxito para mejorar la innovación, la relación con los clientes o las operaciones del negocio. Pero debido a la enorme presión por mejorar resultados a corto plazo, muchos directivos y consejeros esperan tocar su modelo de negocio con una varita mágica, convertir de un día para otro los átomos en bits, y entrar de lleno en las ventajas del mundo digital. Desafortunadamente, los secretos de la alquimia digital todavía están lejos del mundo de la magia pero existen algunas fórmulas que aplicadas con enfoque, rigor y persistencia pueden regenerar enormemente la competitividad de una organización en el nuevo contexto digital y en consecuencia mejorar su capacidad de creación de valor.

 

alquimia digital

Toda digitalización debe estar sustentada básicamente en tres vectores básicos de transformación; (i) experiencia del cliente, (ii) innovación y desarrollo de producto y (iii) operaciones del negocio; combinando al mismo tiempo un amplio catálogo de tecnologías socio digitales en el ámbito del móvil, la Web 2.0 y el Social Media, el cloud computing o el big data.

Evidentemente toda transformación digital debe adaptarse a las necesidades particulares de cada empresa y a las exigencias de su sector, pero desde KPMG Digital queremos compartir una serie de recomendaciones prácticas que están ayudando a empresas tradicionales a digitalizar con éxito sus modelos de negocio:

(i) Experiencia de cliente

  • Socializa tu marca: La web 2.0 y las redes sociales están cambiando la relación con los clientes y las marcas han dejado ser propiedad exclusiva de las empresas. Su imagen y experiencia asociada se están co-creando con los consumidores a través de los comentarios y valoraciones que hacen en medios sociales. Toda compañía del siglo XXI necesita desarrollar una identidad y reputación digital acorde con sus valores y su propuesta de valor con el objetivo de crear presencia, notoriedad y buzz positivo en redes sociales y blogs. Una marca con amplia y buena presencia en medios sociales tiene más posibilidades de dirigir visitas a su web o a sus puntos de venta (Fenómeno ROPO: research online, purchase oflline), y por tanto, generar oportunidades de captación de clientes y de generación de ventas. El mantra del marketing digital pasa por “crear una historia extraordinaria para la gente, compartirla y dejarla crecer”, y para muestra vale un botón. El salto desde la estratosfera patrocinado por Red Bull ha desplazado al spot del Apple Macintosh de 1984 como mejor campaña publicitaria de la historia, pero en este caso el soporte no ha sido la televisión, sino la retrasmisión en vivo desde YouTube, consiguiendo 365 millones de reproducciones mientras Felix Baumgartner saltaba desde 39 mil metros de altura.
  • Moviliza tus puntos de venta y atención: El móvil es el fenómeno más global y universal de la historia de la humanidad, y analistas como Business Insider pronostican que el comercio móvil está a punto de explotar. Todos los consumidores llevan en su bolsillo un móvil las 24 horas del día, y de forma creciente lo están empezando a utilizar para buscar productos, canjear cupones, pagar sus compras o poner una reclamación en el Facebook o Twitter de una marca. Es imperativo para las marcas estar a disposición de sus clientes tras un click en la pantalla de sus smartphones, tanto a través de una aplicación móvil como de una web adaptada. El móvil y las tabletas ofrecen un formidable potencial como punto de interacción digital para articular una experiencia de compra y atención verdaderamente diferencial para el cliente, mucho más personalizada y contextualizada a donde nos encontramos o quién estamos.

(ii) Innovación y desarrollo de producto

  • Transforma tus productos en conocimiento: Los datos son el nuevo petróleo de la economía digital y bien analizados se pueden convertir en conocimiento valioso por el que los consumidores están dispuestos a pagar un plus. Las empresas pueden reforzar su propuesta de valor con productos digitales construidos a través de los datos que generan sus clientes en sus experiencias de consumo. Por ejemplo, las zapatillas de Nike son mucho más atractivas desde que los corredores pueden recoger los datos de sus entrenamientos con su iPod o iPhone y luego compartirlos en la comunidad de deportistas NikePlus.
  • Conecta tu departamento de I+D con el mundo: Asumiendo como principio inexorable la necesidad de innovación de toda empresa con aspiraciones de crecimiento y liderazgo, la economía digital abre nuevos modelos de I+D. Las empresas tienen que abrir sus puertas a todo el talento que hay distribuido a lo largo de planeta, como fuente adicional de ideas, conceptos o soluciones. Bajo esta filosofía, el fenómeno crowd se está empezando a consolidar como nuevo modelo para estimular la innovación abierta y en red. Hablamos tanto de plataformas de crowdsourcing para la búsqueda de soluciones a problemas concretos aprovechando la inteligencia colectiva, como de crowdventuring para la inversión colectiva en nuevas ideas de negocio. Netflix, líder mundial de alquiler online de películas bajo demanda, consiguió mejorar la precisión de su motor de recomendación convocando en la red una iniciativa de crowdsourcing, Netflix Prize, donde pagarían un millón de dólares a quien lograse mejorar la precisión del algoritmo en un 10%. Telefónica ha lanzado Amerigo como una plataforma de crowdfunding articulada en una red de fondos de capital riesgo que impulse empresas y nuevos servicios digitales en todo el mundo.

(iii) Operaciones del negocio

  • Virtualiza tus operaciones: Internet y en especial el cloud computing permiten un gran cambio conceptual a la hora de operar un modelo de negocio, y es el de poder virtualizar las operaciones. Deja de ser relevante donde estén localizadas geográficamente las capacidades operativas, o si son prestadas por recursos internos o por un colaborador externo. Cada vez es más factible digitalizar cualquier tipo de capacidad operativa y realizar una integración virtual de las mismas en la nube. Podemos pensar en servicios de “CaaS – capability as a service” donde por ejemplo LinkedIn realice actividades de selección para el área de Recursos Humanos de cualquier empresa, en el que Facebook es un canal mimético de marketing y atención, o en el que Twitter se integra perfectamente con el resto de herramientas de comunicación entre empleados.
  • Gestiona tu negocio en big data: Cuando vivimos en un mundo que cambia de la noche a la mañana, es más importante medir ese cambio en tiempo real que a través de la evolución de los resultados del negocio. Si esperamos a detectar que algo ha cambiado porque nuestra cifra de ingresos ha disminuido o nuestra base de costes se ha incrementado puede ser ya tarde para reaccionar. El big data se basa más en el análisis en tiempo real de un flujo constante de información que en el estudio a posteriori de datos almacenados, priorizando la dirección de la tendencia a la foto exacta en un momento determinado. Se puede, por ejemplo, predecir el comportamiento de los clientes e incluso estimar en tiempo real las ventas de un supermercado analizando la cantidad de señales que emiten los teléfonos móviles de los clientes que están entrando por la puerta (más teléfonos, más clientes, más ventas), frente a tener que esperar dos o tres días para analizar los datos de facturación consolidada. Se trata por tanto de cambiar el paradigma de gestión; reaccionar en tiempo real frente corregir a posteriori.

A lo largo de las próximas semanas iremos desarrollando con un poco más de detalle estas y otras fórmulas para ir perfeccionando nuestras habilidades en la alquimia digital y que todo átomo que se necesite pueda ser convertido en unos y ceros. Bienvenidos a la era de la alquimia digital.

***
Síguenos en Twitter y podrás estar al tanto de nuevos artículos y publicaciones.

 

Deja un comentario


De conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos personales facilitados en el presente formulario serán incluidos en un fichero titularidad de KPMG, S.A. denominado “BLOG” con la finalidad de gestionar su participación en el mismo, siendo este tratamiento de datos de carácter obligatorio. En cualquier momento podrá ejercitar sus derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición, contactando con KPMG S.A. a través del correo electrónico ES-FMderechosarco@kpmg.es o por escrito dirigido al Departamento de Asesoría Jurídica de dicha empresa en la dirección: Paseo de la Castellana, 159 C, 28046 Madrid

* Para enviar el comentario, es preciso aceptar la política de Protección de Datos de Carácter Personal.