Conclusiones MWC 2013: Un ecosistema móvil más inteligente, híper conectado y colaborativo

El Mobile World Congress (MWC) de 2013 acaba de cerrar tus puertas tras cuatro días en los que pasaron por Barcelona casi 70 mil personas procedentes de 205 países. Tras visitar los stands de las compañías más representativas del sector donde presentaban sus últimas novedades, charlar con algunos de sus directivos y acudir a varias conferencias y debates, me quedo con una gran conclusión: el ecosistema móvil está catalizando una verdadera transformación social, económica y cultural a nivel global.

Aunque sigamos llamándolo teléfono móvil o smart phone, lo que cada uno de nosotros llevamos con nosotros las 24 horas del día es cada vez menos un teléfono y se parece mucho a más a un súper computador de bolsillo o incluso a un mini robot capaz de hacer muchas más tareas de manera inteligente. En los anteriores MWC las novedades giraban sobre todo en la capacidad multimedia de los móviles (música, videos, juegos) y en su conectividad a Internet. Pero en la edición de este año otros grandes tópicos jugaron un papel relevante en el debate. La combinación de smart phones, contenidos digitales, conectividad 3G/4G, soluciones M2M  y servicios virtuales en la nube están reinventando la manera en que cómo compramos, cómo aprendemos, cómo cuidamos de nuestra salud o cómo nos desplazamos por la ciudad.  En esta transformación el móvil va a jugar un papel central ya que está siendo capaz de crear a su alrededor un ecosistema más inteligente, más abierto y más colaborativo.

Ecosistema inteligente: Todo se convierte en “smart”

Primero los móviles se convirtieron en smart phones y ahora todo lo que nos rodea será cada vez más inteligente. Smart cars, smart commerce, smart health, smart insurance o smart learning fueron conceptos muy nombrados y descritos en las conferencias y mesas redondas del MWC 2013. Estas nuevas realidades surgen de la combinación inteligente del poder computacional de los últimos smart phones presentados por firmas como Samsung, HTC, ZTE, LG, Nokia o Sony, las funcionalidades de sistemas operativos móviles como Android, Firefox o Windows, las suites analíticas de firmas de Business Intelligence y CRM, las soluciones de virtualización de servicios de empresas de cloud computing y las creativas aplicaciones presentadas por gigantes del sector y por un creciente número de start-ups innovadoras.

Nos espera un futuro en el que nuestro móvil monitorizará nuestras constantes vitales y nos ayudará a mejorar nuestra salud con recomendaciones personalizadas. Al entrar en una tienda recibiremos sugerencias de productos adaptadas a nuestros gustos, dos dirá en que sección se encuentran y podremos comprarlos pasando nuestro móvil por encima de la etiqueta sin pasar por caja. De lo único que nos tendremos que preocupar es de no dejarnos el móvil en casa pues será la llave de nuestro coche, nuestro monedero, nuestra tarjeta de crédito y nuestro pase para abrir las puertas de la oficina. Las tablets serán el soporte de los sistemas educativos del futuro pues desde ellas accederemos a un universo infinito de contenidos multimedia y tele presencialmente acudiremos a clase o a sesiones de tutoría. Pero quizás lo más importante de todo es que todas estas nuevas experiencias serán mucho más personalizadas a las necesidades de cada uno de nosotros pues se está dedicando muchos esfuerzos a poner en valor todo el “big data” que circula por el mundo digital. El nuevo paradigma pasa por si aceptamos compartir con las marcas nuestra actividad en redes sociales, nuestra geo-localización, nuestras búsquedas por Internet o cualquier dato que genere nuestra actividad diaria, ellas nos recompensarán con recomendaciones perfectamente adaptadas a las necesidades específicas de cada situación y al mejor precio posible.

Se acabó el café para todos, en un mundo “smart” todos tendremos un trato VIP. Será como tener un mayordomo virtual en nuestros móviles y tabletas que nos dará un servicio único y personalizado.

Ecosistema híper conectado: Personas y cosas unidas digitalmente

En toda la nueva realidad “smart” que nos espera, los dispositivos móviles son sólo la punta del iceberg de un gran ecosistema inteligente que conecta personas y cosas digitalmente. Si hasta ahora el ecosistema móvil se focalizada en conectar a las personas con personas con servicios de voz o mensajería y a las personas con las marcas con servicios y contenidos digitales, a partir de ahora cualquier objeto o máquina será parte del ecosistema. El denominado Internet de las cosas (Internet of things) y la conectividad máquina a máquina (M2M – machine to machine) está haciendo posible que coches, lavadoras, televisores, aparatos de aire acondicionado, cintas de correr, puertas de garaje o etiquetas de las prendas empiecen a cobrar vida inteligente en el mundo digital.

Una de las temáticas más interesantes del MWC 2013 fue la de “Connected Living” en la que se compartieron visiones, conceptos y primeras versiones de soluciones prácticas que ponen en valor todo este inmenso potencial. Este tsunami de innovación en torno a la híper conectividad de personas con personas (P2P), máquinas con máquinas (M2M) y personas con máquinas (P2M) está dibujando un nuevo contexto económico y social. Una vez que personas y máquinas están conectadas se pueden monitorizar y controlar remotamente, habilitando nuevos modelos de gestión y de negocio que ahorran tiempo y dinero tanto a personas como organizaciones.

digital world

En este contexto, la GSMA (institución organizadora del evento) compartió algunas previsiones interesantes sobre el impacto socio-económico de la nueva vida híper conectada que nos espera. Una de cada nueve personas que hoy mueren en un accidente de tráfico podrá salvar la vida gracias a las alertas que disparará el servicio de detección de accidente que tendremos instalado en nuestro coche.  Más de 400 billones de dólares se podrán ahorrar en los sistemas de salud del mundo desarrollado gracias a los sistemas de telemedicina. Las soluciones de smart metering generarán una reducción de emisiones de 27 millones de toneladas de CO2 equivalentes a plantar más de un billón de árboles. Más de 180 millones de niños en países emergentes tendrán acceso a  la educación gracias a soluciones de mEducation.

Esta nueva realidad de personas y dispositivos inteligentes conectados abre un nuevo espacio de soluciones para hacer mucho más sostenible el modelo económico y social que hoy conocemos, pero implica una estrecha colaboración tanto de las propias empresas del ecosistema (operadores móviles, desarrolladores de aplicaciones, fabricantes de dispositivos, etc.), junto con empresas y las administraciones públicas de los sectores afectados (automoción, educación, salud, energía, etc.)

Ecosistema colaborativo: Se diluyen las fronteras entre competencia y colaboración

Este espíritu colaborativo necesario para hacer realidad esta “connected life” se ha palpado mucho más en este MWC que en ediciones anteriores. La creación de valor exponencial que se está generando el ecosistema móvil solo está siendo posible porque empresas y organizaciones con capacidades complementarias unen esfuerzos e inversión hacía objetivos comunes que superan sus aspiraciones individuales.

Quizás uno de los ejemplos más ilustrativos de este cambio cultural que se empieza a consolidar en el ecosistema es el desarrollo del nuevo sistema operativo Firefox OS. Liderada inicialmente por Mozilla y Telefónica, esta iniciativa que aspira por ser una alternativa al dominio actual de Apple con iOS y Google con Android es fruto de un esfuerzo colaborativo al que se han unido fabricantes de terminales como LG, Alcatel, ZTE y Sony, y 18 operadores móviles de todo el mundo.

 

En un ecosistema que cada vez se vuelve más complejo y diverso es muy difícil que la innovación pueda ser liderada internamente y en solitario por cada firma líder del sector. Se empieza a consolidar una visión estratégica de los líderes del futuro del sector, y pasa por aquellas organizaciones que sepan actuar como plataformas globales que de manera abierta permitan integrar las aplicaciones, servicios y contenidos de terceros. Cómo describíamos en el post “Cuatro decisiones estratégicas clave para tener éxito en una economía en red”, aquellas empresas que sean capaces de convertir sus productos en ecosistemas tendrán en sus manos una enorme ventaja competitiva. Esta visión estratégica que está en al ADN del ecosistema de Apple o de Google está siendo articulada entre operadores de telecomunicaciones, fabricantes de terminales y desarrolladores de software bajo los principios de máxima apertura (open source), estándares comunes (e.g. HTML5) y democratización (e.g. smart phones de bajo precio para que sean accesibles a todos estratos socio-económicos).

En resumen, si las tendencias observadas en la edición 2013 del MWC de Barcelona empiezan a consolidarse, podemos estar ante el inicio de una nueva realidad en la que convivamos paralelamente con una red de inteligencia artificial con elevadas capacidades creativas y productivas y con la que incluso tendríamos una comunicación a nivel cognitivo. Adicionalmente, nos espera una nueva dinámica en el mercado en que las nuevas posibilidades de creatividad, conectividad y colaboración están cambiando las reglas del juego y el paradigma de empresa competitiva. El conocimiento y la innovación están ganando peso frente al tamaño y la escala. Los modelos basados en la colaboración y la apertura están desbancando a los anclados en la integración a lo largo de la cadena de valor y los códigos cerrados. En definitiva, pura esencia Networknomics.

***

Jose Cantera
Partner-in-charge of Telecom, Media and Technology (TMT)
Head of KPMG Digital
Co-author of Networknomics
Twitter: Jcantera_KPMG

Deja un comentario




De conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos personales facilitados en el presente formulario serán incluidos en un fichero titularidad de KPMG, S.A. denominado “BLOG” con la finalidad de gestionar su participación en el mismo, siendo este tratamiento de datos de carácter obligatorio. En cualquier momento podrá ejercitar sus derechos de acceso, cancelación, rectificación y oposición, contactando con KPMG S.A. a través del correo electrónico ES-FMderechosarco@kpmg.es o por escrito dirigido al Departamento de Asesoría Jurídica de dicha empresa en la dirección: Paseo de la Castellana, 95, 28046 Madrid

* Para enviar el comentario, es preciso aceptar la política de Protección de Datos de Carácter Personal.